El alfabeto vikingo o rúnico es el sistema de escritura que utilizaban los pueblos nórdicos durante la Era Vikinga.

Como explicamos en un post anterior, el idioma de los vikingos era el nórdico antiguo, que a su vez derivaba del protonórdico. Pues bien, en materia de escritura rúnica distinguimos tres alfabetos:

  • El Futhark antiguo (150-800). Se corresponde con el protonórdico, una lengua hablada tanto por escandinavos como por tribus germánicas que fueron migrando hacia el noroeste de Europa.
  • El Futhark anglosajón o Futhorc (400-1100). Esta variante fue utilizada en el inglés antiguo y el frisón antiguo (Frisia es una región que actualmente se ubicaría en Países Bajos).
  • El Futhark joven (800-1100). Se trata de las runas escandinavas, lo que podemos considerar como alfabeto vikingo.

Características del alfabeto vikingo

Hacia el año 800, el protonórdico evolucionó en el nórdico antiguo. Aunque la lengua se enriqueció con nuevos fonemas, el número de runas o letras se redujo considerablemente. Si el Futhark antiguo contaba con 24 runas, el Futhark joven constaba sólo de 16 runas.

Como cualquier alfabeto, las runas son un sistema fonético y por lo tanto representan sonidos. Es decir, que la escritura vikinga no representa ideas. Sus caracteres no representan ideas, sino sonidos procedentes de la lengua oral.

De hecho la palabra Futhark (pronunciado como ‘fuθark’) hace referencia a las seis primeras runas del alfabeto: f, u, þ, a, r, k. Al igual que la palabra abecedario viene de “a, b, c” y el alfabeto viene del griego “alfa, beta”.

Por otra parte, hay que señalar que existián varias versiones del Futhark joven:

  • Las runas de rama larga o danesas.
  • Las runas de rama corta o sueco-noruegas, también conocidas como runas de Rök.
  • Las runas de Helsingia, sin poste o eje vertical.
  • Las runas islandesas.
runas rama larga y corta

Comparativa entre las runas de rama larga (fila superior) y las de rama corta (fila inferior).

runas de helsingia

El Futhark joven de la variante de Helsingia.

runas islandesas

La versión islandesa del alfabeto vikingo.

Cabe aclarar que las runas de rama larga y de rama corta se utilizaban tanto en tierras danesas como en suecas y noruegas, indistintamente. Al parecer, las de rama larga se empleaban en textos más solemnes labrados sobre piedra, mientras que las de rama corta se aplicaban en escritos más cotidianos o tallados en madera.

Las runas del Futhark joven

A continuación enumeramos todos los caracteres que componen el alfabeto vikingo o rúnica. Con su transliteración, el sonido y el nombre de cada runa.

RunaEquivalenciaSonidoNombre
runa féf, v/f/,/v/
runa úru,o/u(ː)/ /y(ː)/
/ɔ(ː)/, /w/
Úr
runa thursþ, ð/θ/, /ð/Þurs
runa óssą, o/ɑ̃/, /o(ː)/Óss
runa raeidr/r/Ræið
runa kaunk, g/k/,/g/Kaun
runa hagallh/h/Hagall
runa naudrn/n/Nauðr
runa isi/i(ː)/Ís
runa ára/a(ː)/Ár
runa sóls/s/Sól
runa tyrt, d/t/,/d/Týr
runa bjarkanp, b/p/,/b/Bjarkan
runa madrm/m/Maðr
runa logrl/l/Lögr
runa yrʀ/ɹ/, /r/Ýr

Orígenes del alfabeto vikingo

El origen histórico

Como probablemente sepas, el alfabeto es un invento de los fenicios. Posteriormente este sistema de escritura fue imitado por griegos, etruscos y otros pueblos mediterráneos. Y entonces, ¿cómo llegó hasta las tribus germánicas?

La opinión general de los investigadores escandinavos es que el Futhark antiguo tiene su origen en el alfabeto latino o romano. Los contactos con las tribus germánicas dieron como resultado que el protonórdico desarrollara un alfabeto propio.

Entre sus 24 runas podemos encontrar caracteres casi idénticos a las letras latinas: la r, la i, la b o la t, entre otras.

El origen mitológico

La cultura vikinga atribuía una naturaleza divina a su escritura. Hasta nuestros días han llegado dos mitos relativos a esta cuestión. El primero se remonta al origen de la humanidad. Cuenta cómo el dios Ríg tuvo tres hijos de tres mujeres: Jarl (noble), Churl (hombre libre) y Thrall (esclavo). Cuando Jarl creció y empezó a mostrar signos de nobleza, Ríg le enseñó las runas.

El otro relato, recogido por el arzobispo sueco Olaus Magnus en el siglo XVI, habla sobre un hombre llamado Kettil Runske que robó tres bastones a Odín. Estos objetos estaban tallados con runas, y de ellos pudo aprender a leer y escribir.

El fin de las runas

El Futhark joven estuvo en vigor durante tres siglos, hasta el siglo 1100. Su limitado número de letras no cubría todos los fonemas de nórdico antiguo, por lo que se desarrollaron runas nuevas.

Destacan las runas medievales (1100-1500), con nuevos caracteres y que convivieron con el alfabeto latino. En la provincia sueca de Dalecarlia, por su parte, se desarrolló una mezcla de runas y letras latinas conocidas como runas dalecarlianas (1500-1800).

El avance del cristianismo conllevó una expansión del alfabeto romano. Finalmente, las runas dejaron de utilizarse en favor de las letras latinas, de forma que los actuales idiomas sueco, noruego, danés e islandés se escriben con este alfabeto.

Contenido relacionado

¡Todos a bordo!

Apúntate a nuestra newsletter para entrar al Valhalla y recibir nuestras últimas noticias.

¡Te has enrolado con éxito!