Pocos vikingos cosecharon tanto éxito como Hrolf Ganger, conocido como Rollo o Rollón en francés. De organizar saqueos pasó a cumplir el sueño de todo nórdico: conquistar tierras ricas y fundar un linaje noble que incluyó hasta reyes.

La producción televisiva Vikingos lo escogió como uno de sus personajes principales, situándole como hermano de Ragnar Lodbrok. La confección de este Rollo se tomó evidentes licencias históricas, empezando por esa relación de parentesco que en realidad no existió. Con este artículo esperamos arrojar un poco de luz sobre el Rollo que existió en la realidad.

Origen de Hrolf Ganger

Como suele ser habitual al abordar personajes de hace más de mil años, hay cierta controversia sobre la fecha y el lugar de nacimiento de Hrolf Ganger. En base a las fuentes medievales, principalmente existen dos hipótesis:

  • Hrolf Ganger era danés, hijo de un noble. Su familia se enemistó con el rey de Dinamarca, de modo que tanto su padre como su hermano Gurim fueron asesinados. Él se vio obligado entonces a abandonar su patria. Esta es la versión que aporta Dudo de Saint-Quentin, cronista francés y bisnieto del propio Hrolf, en su Historia Normannorum.
  • Hrolf Ganger nació en Noruega en el año 846. Su padre era Rognvald Eysteinsson, jarl de Møre. De esta forma, su nombre formal sería Hrolf Rognvaldsson. En el año 874 fue exiliado de una Noruega ya unificada por Harald I. Esta alternativa la ofrecen los historiadores Geoffredo Malaterra (siglo XI) y William Malmesbury (siglo XII).

Sea como fuere, tras exiliarse Hrolf Ganger pasó a encabezar un grupo de vikingos que saqueaba las costas del Mar del Norte y ejerció como mercenarios en Inglaterra. Pero, a diferencia de muchos de sus compatriotas, la ambición del personaje que nos ocupa no era el simple pillaje. Él pretendía asentarse en unas tierras prósperas.

Rollo y los normandos en Ruan

El arzobispo de Ruan negociando con Rollo, líder de los normandos. Ilustración del siglo XIV.

A la conquista de tierras francas

Como cuenta la saga Heimskringla de Snorri Sturluson (aprox 1230), Hrolf Ganger puso rumbo a Normandía. En la segunda mitad del siglo IX, él y sus guerreros ocuparon zonas costeras en el norte de la actual Francia. Así, por ejemplo, tomaron la ciudad de Ruan en el año 876. Este hecho fue registrado por el cronista Flodoardo (siglos IX-X).

A continuación, Hrolf Ganger intentó tomar París en el 885. Como te contamos en nuestro artículo sobre los ataques vikingos a París, los nórdicos no lograron adentrarse en la ciudad pero obtuvieron un generoso pago a cambio de marcharse.

Poco después del asedio a París, los nórdicos capturaron Bayeux. Fue en este momento cuando Hrolf Ganger tomó por esposa more danico («a la danesa», según el rito pagano) a Poppa de Bayeux, hija del conde Berenguer de Bayeux que gobernaba aquella región. Fruto de esta unión con Poppa tuvo a Guillermo, quien sería su sucesor.

La expansión de los vikingos por el valle del bajo Sena continuó en los años siguientes. Los nórdicos ya estaban bien asentados, y pusieron sitio a Chartres en el 911. Este asedio fracasó estrepitosamente, hasta el punto de que el propio Hrolf sólo pudo escapar de la batalla con unos pocos hombres.

Sin embargo, las constantes batallas libradas con estos vikingos y la imposibilidad de expulsarlos de las tierras ocupadas llevaron al rey francés Carlos III el Simple a llegar a un acuerdo con ellos: les entregó una región del norte de su reino a cambio de obtener su lealtad. Hrolf Ganger y sus compañeros se comprometían así a defender Francia de otros escandinavos.

Rollo, Duque de Normandía

Este acuerdo fue recogido en el tratado de Saint-Clair-sur-Epte, firmado el 25 de julio de 911 y del que no se conserva ninguna copia. Hrolf Ganger pasó a llamarse Rollo (Rollón en francés) y se convirtió en el primer Duque de Normandía, que fue el nombre dado a la región entregada. Rollo adaptó el cristianismo, aprendió francés y se casó con Gisela, hija de Carlos III.

Mapa del Tratado de Saint-Clair sur Epte

Mapa de las tierras concedidas a Rollo tras el Tratado de Saint-Clair sur Epte (911).

Gisela era entonces una niña de apenas cinco años, y murió al cabo de unos años sin dar descendencia. De hecho, algunos historiadores incluso ponen en duda su existencia y apuntan a una invención de los descendientes normandos para legitimar su linaje.

El nombre de Rollo aparece por escrito por primera vez en una carta del propio Carlos III a una abadía. En este documento, el monarca hace referencia a una concesión de tierras hecha a los normandos del Sena, concretamente a Rollo y sus compañeros.

«Damos y concedemos esta abadía, cuya parte principal se encuentra en el área de Méresais en el río Eure, a Saint-Germain y a sus monjes para su mantenimiento, excepto la parte de las tierras de la abadía que hemos concedido a los normandos del Sena, es decir, a Rollo y sus compañeros, para la protección del reino.»

Carta de Carlos III a la abadía de Saint-Germain-des-Prés. 14 de marzo de 918

Carta de Carlos III a la abadía de Saint-Germain-des-Prés

Carta de Carlos III a la abadía de Saint-Germain-des-Prés. 14 de marzo de 918

Una anécdota del juramento de vasallaje fue que Rollo se negó a arrodillarse ante el rey francés para besarle los pies, como dictaba la tradición. En lugar de ello, el caudillo vikingo escogió a uno de sus hombres para que realizara el acto. Sin embargo, este guerrero tampoco se arrodilló, sino que agarró el pie del rey y lo elevó para besarlo provocando que el monarca cayera al suelo ante la estupefacción de los presentes.

En defensa del rey franco

Rollo escogió Ruan como la capital de sus dominios y dividió sus tierras para entregárselas a sus lugartenientes. En las décadas posteriores, la llegada masiva de colonos normandos provocó que el rey ampliara la concesión de territorio a Rollo.

El Conde de Normandía puso fin a los pillajes en sus tierras y permaneció leal a su señor ante las numerosas revueltas y luchas internas que asolaron a Francia Occidental. Cuando en el año 921 estalló una rebelión de unos poderosos nobles contra Carlos III, Rollo tomó partido por el monarca.

Apoyado por parte de la nobleza y el clero franceses, Roberto I fue coronado en 921. Carlos III reunió a un ejército de normandos para enfrentarse a la rebelión. Presumiblemente, Rollo tomó parte en la batalla de Soissons de 923. Roberto I murió en el combate, pero su bando resultó vencedor. Carlos III fue depuesto y encerrado, mientras que la corona recayó en Raúl I, duque de Borgoña y yerno de Roberto.

El desenlace de este conflicto no afectó a Rollo, que mantuvo e incluso amplió su poder. La multitud de ataques vikingos que acechaba la costa bretona incentivó que a Rollo le fueran concedidas más tierras para su protección. De esta manera, su Ducado se extendió hacia el oeste con las provincias de Bessin y Maine.

Muerte y legado

En el año 927 cedió su ducado a su hijo Guillermo I de Normandía, apodado Espada Larga. Después de esto vivió unos años más, barajándose dos fechas de su muerte: en 932 en Ruan o en 933 en Eu. La tumba de Rollo se encuentra en la catedral de Ruan.

Tumba de Rollo en la Catedral de Ruan

Tumba de Rollo en la Catedral de Ruan

Descendencia de Rollo

Rollo fundó un linaje que dio mucho que hablar en los siglos sucesivos. Los normandos continuaron expandiendo sus posesiones por lugares tan remotos como Inglaterra, Irlanda, el sur de Italia o Tierra Santa. Entre sus personajes más ilustres se halla Guillermo el Conquistador, quien invadió y conquistó Inglaterra en 1066.

Con su primera esposa Poppa de Bayeux:

  • Guillermo I de Normandía
  • Gerloc, bautizada como Adela

Con su segunda esposa Gisela, hija de Carlos III de Francia (aunque su historicidad es discutida):

  • Griselle (según algunas fuentes)

Con una mujer de de las Orcadas de nombre desconocido:

  • Kadline
  • Niederga

Apodos y aspecto de Hrolf Ganger

Se le adjudicó el apodo de Rollo el Caminante puesto que no había caballo capaz de soportar su peso. Medía más de dos metros y pesaba más de 140 kg. También se le asignó el mote de Rollo el Errante.

¡Todos a bordo!

Apúntate a nuestra newsletter para entrar al Valhalla y recibir nuestras últimas noticias.

¡Te has enrolado con éxito!