Los guerreros vikingos utilizaban una amplia panoplia de armas, pero sin duda es el hacha el arma más característica de este pueblo nórdico. Además de resultar icónica, el hacha vikinga era un recurso sorprendentemente versátil.

Existían distintas clases de hachas vikingas, según su manejo y diseño. En cualquier caso, los materiales eran siempre los mismos: madera para el mango y hierro para la hoja. En ocasiones, la hoja contaba con una delgada tira de acero en el filo. La pieza metálica contaba con un anillo por el que se introducía el palo.

Tipos de hachas vikingas

En una época en la que casi todo estaba construido de madera, no es de sorprender la variedad de modelos de hacha. Esta herramienta se utilizaba para construir barcos, casas o carros, entre una infinidad de objetos. Pero su uso se extendió también al campo de batalla.

Dado que los caballos eran muy caros de mantener y difíciles de transportar, los guerreros vikingos eran prácticamente todos de infantería. Esto, junto con la frecuencia de abordajes, explica en buena parte la abundancia de hachas en los hallazgos arqueológicos de los vikingos.

Tipología de hachas vikingas

Tipología y uso de hachas vikingas a lo largo del tiempo.

El otro motivo principal era su económica producción. Fabricar hachas resultaba mucho más barato que forjar espadas vikingas, por lo que los guerreros menos pudientes tenían el hacha como su arma predilecta. Es más, en última instancia acudían a la batalla con cualquier objeto que tuvieran a mano, como instrumentos de labranza.

Hacha vikinga de mano

Acompañada del característico escudo redundo, esta arma resultaba muy práctica. Ideal para partir escudos o dejar fuera de combate a un enemigo de un solo golpe.

Dentro de las hachas a una mano hay que destacar el hacha normanda, que es probablemente la más característica de los vikingos y la más representada en el arte. Cuenta con un mango largo, de un metro aproximadamente, y un saliente  en la hoja. Esta especie de diente era muy útil para trepar en el abordaje de naves.

Detalle de Hacha Vikinga

La skeggöx o “hacha barbuda” cuenta también con ese gancho característico en el extremo de la hoja. Se menciona frecuentemente en las sagas y se ha encontrado en numerosos hallazgos arqueológicos.

Hacha danesa o de dos manos

Había guerreros que acudían a la batalla con un hacha de dos manos. Evidentemente, al utilizar esta arma conseguían un empuje ofensivo demoledor pero quedaban más expuestos a recibir golpes. Por ello, los vikingos con hacha danesa iban escoltados por otros con escudo para protegerlos.

Eso sí, el origen de esta terrible arma está en la tala de árboles. Una serie de modificaciones la hicieron perfecta para el combate. La hoja de las hachas a dos manos era grande pero delgada, para no comprometer su peso. La longitud del asta podia alcanzar la altura de un hombre (unos 180 cm).

Era un recurso especialmente devastador si el enemigo no disponía de caballería o de un contingente numeroso de arqueros. Además, la visión de vikingos manejando este tipo de hacha provocaba terror.

Hacha vikinga de guerra

Una de estas hachas medievales a dos manos era la breiðöx u hoja ancha. Esta arma podía tener las puntas simétricas o asimétricas, pero de un único filo.

Hachas arrojadizas

Más pequeñas y ligeras que las de una mano. A pesar de su popularidad en películas, no eran muy frecuentes. Las flechas eran mucho más efectivas y económicas de producir. Las hachas arrojadizas se llevaban al cinto y se lanzaban cuando se avecinaba el primer choque.

Historia del hacha vikinga

El hacha era un arma muy productiva para desbaratar escudos y para manejarse en los combates navales. Además, siempre podían utilizarse para cortar madera o tareas más mundanas llegado el caso. Al fin y al caso, eran la evolución de una herramienta cotidiana.

Hachas vikingas en Troyes

A medida que transcurrieron los siglos, el hacha vikinga fue aumentando de peso y dimensiones. Al final de la Edad Media dejaron de utilizarse ante la aparición de armas de fuego como los arcabuces o mosquetes. Además, las nuevas técnicas militares apostaban por las lanzas largas y la caballería.

Si te interesa el armamento de estos nórdicos, puedes consultar más sobre las armas vikingas.

Contenido relacionado

¡Todos a bordo!

Apúntate a nuestra newsletter para entrar al Valhalla y recibir nuestras últimas noticias.

¡Te has enrolado con éxito!